Hospital y politécnico flotante en Río Ozama

el . Publicado en El Municipio

SDE. Cambiar el rostro de las comunidades que circundan la ribera del "contaminado" río Ozama, optimizando su calidad de vida, es la iniciativa del proyecto "Vida sobre el Ozama", cuyo artífice es el sacerdote Manuel Ruiz, plan que ha venido construyendo durante años.

Precisamente ayer, en un encuentro realizado próximo al barrio El Dique, enclavado en la parte oriental del río, el proyecto recibió la donación de US$20,000 de parte de Organo Gold y OG Cares Fundation, cuantía que se invertirá para levantar un hospital y un politécnico flotante que empezarán a operar en un mes aproximadamente.

La idea es, según explicó el párroco, ofrecer "una respuesta de salud y formación técnica" en un barco de unos 145 metros y ocho pisos (donado por el Estado dominicano al proyecto) anclado en el río Ozama, en las cercanías de El Dique, a cuyos habitantes se le prestará atención especial.

"Que la gente sea el propio protagonista de su desarrollo y transformación", expresó evidentemente entusiasmado el cura, quien recibió el cheque de manos del vicepresidente de Mercadeo y Ventas de Organo Gold a nivel internacional, Holton Buggs.

El proyecto "Vida sobre el Ozama" ha llevado alegría a este segmento desfavorecido de la capital dominicana, entregando juguetes y montando actividades artísticas que han arropado a miles de niños, jóvenes y adultos. Pero, a decir del sacerdote, la salud y la educación son los pilares para poco a poco impactar positivamente a esta población.

"Pensamos que lo importante era la vida sobre el río, que sacáramos a la gente de la podredumbre, de la basura, que no se contaminara tanto", dijo.

Para miles de familias que viven hacinadas en la ribera del Ozama ésta es una luz para alcanzar una vida más segura y digna.

Comida por basura y reconstrucción de viviendas

En adición al recinto de salud y al centro de capacitación, se pondrá a funcionar en la embarcación un banco de comida, donde los habitantes que recojan la basura recibirán comida a modo de canje. "Si la basura se convierte en un instrumento con el cual la gente puede financiar otras cosas, no va a botar la basura ni va a contaminar el río. Hay que enseñar a la gente a no contaminar el río", sostuvo.

El sacerdote indicó que se harán los aprestos para iniciar la reconstrucción de viviendas porque "no se puede sacar a toda la gente de aquí (de la ribera del río), porque para dónde lo vamos a llevar".

Logística

¿Y cómo se trasladarán las familias para recibir atenciones médicas y educativas? El párroco manifestó que se dispondrá de pequeñas embarcaciones para hacer el transbordo de todo el que se una a esta iniciativa.

El padre aprovechó la oportunidad para pedir al alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, que colabore con estas comunidades,"recogiendo la basura y arreglándole sus calles, porque éstas calles se han hecho con recursos propios que hemos buscado, y el Ayuntamiento puede hacer un chin más, la comunidad lo demanda", precisó.


Barrios beneficiarios

Entre los barrios enclavados en la ribera del río Ozama, que pueden aprovechar las operaciones del hospital y el politécnico que operarán en el barco figuran El Dique, La Ciénaga, Los Tres Brazos y Los Guandules. Son miles las familias que tendrán la oportunidad de aflorar sus habilidades en distintos cursos técnicos, y de paso chequear su estado de salud.

Fuente: www.diariolibre.com